domingo, 27 de enero de 2008

Iker Jiménez no es Lovecraft

Y digo esto por si alguno, que ha recibido como yo la primera entrega de sus deuvedeses (con El País), lo dudaba a estas alturas. Y es que el calaje de los casos presentados acojona. Nos da a entender que en este pais hay mucho para-anormal y desconocido en las sombras que cubren cada pueblo, cada calle...

Por ejemplo, en este deuvedé nos viene dado "El Caso de Andresito". Un nombre atroz, que nada tiene que envidiar ante, por ejemplo, El Horror de Dunwich. El tal "Andresito" es, según la contraportada, el fantasma de un niño pequeño que vaga en su miserable no-vida por los pasillos de un edificio oficial. ¿Os lo imaginais? El segurata haciendo la ronda nocturna, y el puto niño translúcido flotando detrás. Que ya me dirás la pinta que debe tener un fantasma por nombre "Andresito".

- (silbidos)... ¡Oh! ¿Pasó, Andresito? ¿Flotando ahi?

- [con voz sepulcral] Ta cuá pin pan, sin mosca, aqui... matando er tiempo...

- Pos ná compadre, a cuidarse ahi... (silbidos)


No menos inquietante resulta el caso de "El Niño de Tordesillas". Atacado de crio, dicen, por un OVNI. Desde entonces sufre secuelas físicas y psicológicas... No es por poner en tela de juicio el riguroso trabajo de investigación, pero para mi que las secuelas psicológicas ya las sufría antes de la pedrada. Me pregunto qué cojones pintaría un OVNI en un lugar llamado Tordesillas. Suena a que pueden haber vacas, piedras... incluso un coche. Pero OVNIs, eso no. Ni de palo, vaya.

La cosa es que era un OVNI, y lo atacó. Ya hay que ser pringado para que te ataque un OVNI. A todo el mundo se le aparecen, lo ciegan a uno, lo abducen o, en un exceso de confianza, le dejan el sembrao lleno de surcos que parecen un tatuaje tribal. Pero a este no, a este le metió un pepinazo así, con el empeine, que lo dejó apollardao para toda su vida. Y encima va el tio y lo cuenta. A saber qué fue lo que le dió en la cabeza... A lo mejor era Andresito conduciendo un Sinca Mil.


Pues nada, ahi van mis idas de olla de hoy. Espero que a partir del domingo que viene la colección empiece a ser de pago, para que no me traigan más fascículos.

2 comentarios:

David Arroyo dijo...

[con voz sepulcral] Ta cuá pin pan, sin mosca, aqui... matando er tiempo...

Esto me lo tienes que escenificar, pq no acabo de imaginarlo... Ahí, el niño apoyao contra la pared y mezclando voz sepulcral y pasota...

Na, que no lo veo XD

Ulin dijo...

Tioo no, siguelo comprando que eso hay que disfrutarlo como diox manda.

Eso me recuerda a la conversacion que tuve un día con dos chavales que me contaban como se había demostrado que la divina concepción existe en un pueblo cercano a Valdepeñejos de Abajo... ¡¡y eso que eran ateosquemaiglesias a muette!!