jueves, 29 de mayo de 2008

Cuando los guionistas se quedan dormidos...

Confieso que al principio de la gran polémica de "rol = asesinatos" me cabreaba mucho. Sobretodo con Antena 3, que se hacían el agosto con lo de Javier Rosado. Luego pasó a hacerme gracia, a medida que los medios de comuniación se dejaban en ridículo a si mismos. Por ejemplo, está el caso de El Asesino de la Katana. Recuerdo esa mujer de las noticias que iniciaba el encabezado con "jugador de rol mata a sus padres con una espada japonesa". A los pocos segundos descubrías que este jugador de rol se dedicaba a jugar al Final Fantasy (no se si el VIII o el IX). Alguno de los de A3 debió rebuscar en un blocbuster, y vió RPG. Tradujo a Role-Playing Game y a correr. Noticia hecha. Lo que no le contaron es que los japoneses llaman RPG a todo lo que suene a un sílfido medio-hada agitando una espada mientras una princesa es raptada por un ogro salido, o cosas del pelo... Un saludo a todos los diseñadores de RPGs del mundo. Sólo mola Cobra Mission, que lo sepais...
Notable fue la noticia del pánico que cundió en Santiago de Compostela cuando los aletargados traunseuntes leían en diversos carteles que iban a morir todos y cada uno de ellos, rechupeteados por vampiros varios. No recuerdo el mensaje, pero vamos... en efecto se trataba de un cartel que anunciaba unas jornadas de rol en vivo de Vampiro en el casco viejo. Pero claro, la gente se asustó. "¡Maruxa, dis que ven os vampiriños a larparnos a sangre das venas!" "¡Carallo! ¡Este peixe e un rodaballo!". Muy cómico.

TOTAL, que hacía años que no veía nada similar. Con el tiempo, me dije, empieza a aceptar el juego de rol como lo que es: un juego. Quizás nuestros argumentos, del tipo "más gente es afostiada en las gradas de un estadio que en una partida de rol, caballero" han calado en el subconsciente colectivo. O puede, que todo es probable, que la cultura freak que se extiende como una moda por toda España haya contribuído a apaciguar los resquemores. "Rol es friki, friki es bueno". Podría ser un buen eslogan en una camiseta. En todo caso, ¿quién en su sano juicio repetiría la experiencia de "Nadie conoce a nadie" (film vomitivo y lamentable donde los haya).?

...

Yo os lo diré: ¡LOS HOMBRES DE PACO! Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, como lo oís. Lo han vuelto a hacer. Y nuevamente, metiendo la pata hasta el fondo. Argumento que va, oid oid... En un colegio de Madrid, una serie de estudiantes están siendo asesinados a puñaladas. En sus cuellos, se marca en braille el nombre de una asignatura. Y los asesinatos se producen tras los exámenes. Al parecer el asesino suspende, se china, y acuchilla a un random cualquiera.
Vale, inofensivo, ¿no? PUES NO. Porque en realidad el asesino es un peligroso jugador de rol con cara de pijo niño bueno (los peores). Y él no está en un colegio, sino en un CASTILLO. Y claro, debe matar a los orcos. Y no a cualquier orco, no. Sino a los orcos eruditos (profesores) que ponen al castillo en peligro. Así que los apuñala con una daga de palmo y medio, les marca y a por otro pielverde.
Mientras, tiene un colega rarito que va de EMO y que se incrimina a sí mismo en los asesinatos. ¿Por qué? ¡Porque no le sumaban ocho los dados! Y claro, ante la mala partida, el Señor Oscuro te señala con su malvado dedo y te dice "¡A comer marrón, bujarrilla!". Muy triste todo.

A la mayoría de vosotros no tendré que explicaros los múltiples fallos del argumento, de por si insostenible, pero allá van algunas apreciaciones. Sentíos libres de añadir cualquier dato que me haya saltado.

1 - Los orcos no son eruditos. Ni siquiera saben que esa palabra existe. El orco, por definición, pega y mata, o mata y pega. No corrige exámenes ni suspende gente.

2 - Un castillo no es invadido por orcos que caminan entre los humanos supervivientes amenazándoles la vida. Un orco llega, degüella todo lo que respire. Lo que no, lo degüella también. Y al propio castillo, como no puede degollarlo, le prende fuego. Eso no significa, no obstante, que no intente el degollamiento. Y de hecho, se han dado casos muy cómicos en los que una tribu entera de orcos afilaba un tronco de pino y daba vueltas alrededor de los muros exteriores de una fortificación. Casi siempre sin éxito.

3 - Los roleros chiflados que matan gente en televisión adolecen de un síndrome crónico de sobreactuación. Parece que todo el que quiera encarnar en su serie/película a un malo rolero se pilla la peli de D&D y copia las poses de Jeremías Hierros (Jeremy Irons). Esto debe acabar, da mala prensa a un colectivo que, de por sí, ya la tiene. Colectivo, por cierto, que se compone de Javier Rosado y su colega Félix. ¿Alguno sabe de alguien más que mate creyendo que vive en un juego de rol?

4 - Está claro que Antena 3 está pagando los derechos por explotar el monopolio de esto del rol asesino (Los Hombres de Paco es una serie de la casa). Pero está claro que, para que tenga mayor credibilidad, deberían emitirse más programillas de estos en otros canales. Más que nada porque ya nadie ve Antena 3.

Ea, eso es todo... para otro día os cuento cómo va mi plan de montar una orgía enorme en el Paraninfo este verano. Sólo diré que tengo una colonia de hamsters en el sótano hartos de segregar feromonas, y me estoy quedando sin frascos con pulverizador.

4 comentarios:

David Arroyo dijo...

Sólo quería hacerte una matización: SÍ HAY ORCOS QUE DAN CLASE. ¿O tú no hiciste las prácticas de Medicina Nuclear?

Björnir dijo...

Por favor, un respeto a los orcos. La hirsuta es una mutación, producto de un terrible accidente en la gammacámara con el papel albal que envolvía su bocata. Todo el mundo lo sabe...

Ulin dijo...

Joder, todos nos acordamos hoy de ella... ¿Será por las clases de química nuclear? xDD

Por cierto, no deja de ser lamentable... en Hospital central vi a unos que iban a matar gente al hospital por un juego de rol... y en su casa había un libro de reinos, uno de ciberpunk y un número de Video Girl Ai... vaya unas partidas de rol que se debían de montar los colegas esos

Björnir dijo...

Sonaria a algo así: "¡Oh dios mio, un dracolich! ¡¡¡No temais, lo hackearé!!! Pero... pero... es taaaaaan guapo... ¿y si no me quiere? ". Más o menos...