martes, 29 de abril de 2008

Dexter

¡Qué tensión, qué intriga! ¡El próximo lunes, fin de la 2º temporada! Pues vaya... lo cierto es que el capítulo de ayer debería haber terminado cinco minutos antes, sin desvelar prácticamente el desenlace de la serie. Que todo puede ser, pero creo tener en mente justo lo que va a pasar... pero nada de spoilers.

Hoy sólo quería comentar que es una gran serie. Para los que no la hayais visto -si es que queda alguno-, cuenta la vida de Dexter Morgan, un forense especialista en sangre de la policía de Miami (ma-i-a-mi). Durante el día, cumple con su trabajo y se muestra el ser más amable y cordial del universo. Todo un ciudadano ejemplar. Por las noches, sale en busca de criminales que se han escapado de la justicia de algún u otro modo, y los asesina siguiendo un meticuloso ritual. Pero no lo hace por justicia, sino porque siente la oscura de necesidad de hacerlo. Es lo único que le llena de algo parecido a una emoción. Al fin y al cabo, es un psicópata...

Vale, para los que quieran una serie gore, esta no es la vuestra. En serio. El contenido de viscerillas puede llegar a ser más alto en CSI, de hecho. Lo realmente interesante de la serie es el propio Dexter. No tanto lo que hace, sino por qué lo hace. Su propia voz en off, en tonos apagados, contando cómo ve realmente las cosas, mientras la cámara nos muestra un ser completamente normal. Aún así, siempre salen detractores de cualquier cosa que salga por la tele. Rosa Montero, en su columna de El País, ha criticado esta serie. Alega que es telebasura porque muestra a un ser sádico y sanguinario que busca la complicidad del espectador porque mata a los "malos". También dice que ni siquiera pudo terminar de ver el primer capítulo del asco que le daba. Y habló de telebasura y blablabla.

A veces pasan estas cosas, que llega un iluminado que tilda de telebasura todo lo que cae fuera de sus gustos. ¿Que la serie es sádica? Lo dudo mucho. Si hubiera terminado de ver el capítulo, hubiera comprendido que se centra mucho más en la propia vida del protagonista, que no en las muertes que causa. Que aún así puede no gustarle, pero de ahí a ser telebasura... Telebasura es toda esta sarte de programas pseudodebates del corazón, donde salen fulanas anónimas haciendo crónica de las pollas famosas que han comido el último mes, o esos realitys más falsos que la propia vida, donde todo es un continuo drama y un llorar por gilipolleces. Por estar en la tele y querer dar drama a la Fama, no se si me explico. O esos otros, tipo el Diario de Fulana, donde sale lo más esperpéntico de España a exponer sus miserias y sus estrafalarias historias. "Cariño, yo t'esquiero". "Estoy con tu hermano Josué". "¡Lo sabía! Te odio zorra, ojalánt'emueras". O esos putos polígrafos, que ahora todo el mundo tiene uno. Antes ponían a un famosete y le hacían preguntas respecto a su escasa vida privada. Pero ahora sientan a tipejos mundanos, con sus familiares y amigos delante (y ante toda España), y les hacen preguntas de corte privado. Cuántos pelos tienes en el culo, si te lo has montado en plan orgía tras el matrimonio, si tu hija sabe que es fruto de una noche loca con el butanero... a más te expones, más dinero que llevas a casa. ESO es telebasura.

Yo, por mi parte, estoy deseando ver el desenlace de la segunda temporada. Y si se atreven a sacar una tercera, me apuntaré al carro ^_^

4 comentarios:

David Arroyo dijo...

:_(___









Me has fastidiado la sorpresa... Yo que te iba a llevar a "El Diario" a decirte la jartá que te quiero...

Björnir dijo...

Entre la comedia para contarme la nota de psiquiatría y esto, te estoy perdiendo el respeto. Ni siquiera eres buen jugador de ping-pong.

David Arroyo dijo...

Y entonces pq te gano?











(Una vez de cada seis...)

Misato dijo...

Ato: Qué grande es la serie de Dexter, pero qué grande... xD

Odio a la pilingui esa de la segunda temporada, Lila... xD